Menú Principal
21 de Septiembre de 2018

Las enfermedades crónicas nos están matando

Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades crónicas no transmisibles son la primera causa de muerte en Chile y el mundo.

Las enfermedades crónicas son enfermedades de larga duración y por lo general de progresión lenta. Las enfermedades cardíacas, los infartos, el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes, son ellas las principales causas de mortalidad en el mundo, siendo responsables del 60% de las muertes. En 2005, 35 millones de personas murieron de una enfermedad crónica, de las cuales la mitad era de sexo femenino y de menos de 70 años de edad. (fuente: OMS)

Y en cuanto a la información revelada en el último anuario del Instituto Nacional de Estadísticas de Chile (INE), dado a conocer en agosto recién pasado, en 2016 hubo un total de 104 mil 26 defunciones, de las cuales un 52,6 por ciento fueron hombres y 47,3 por ciento, mujeres, lo que refleja mayor mortalidad de hombres.

A nivel país, 69 por ciento de las defunciones totales se concentró en cuatro grupos de causas de muerte: enfermedades del sistema circulatorio (27,1 por ciento), tumores malignos (25 por ciento), enfermedades del sistema respiratorio (9,5 por ciento) y causas externas de morbilidad y de mortalidad (7,5 por ciento).

En las mujeres, las enfermedades del sistema circulatorio y los tumores malignos también se distribuyen entre el primer y el segundo lugar de causas de muerte mientras que en los hombres las principales causas de muerte que predominan son enfermedades del sistema circulatorio y los tumores malignos como primera y segunda causa de mortalidad. Y en este sentido, según diversas fuentes médicas del país, es posible indicar que los accidentes cerebrovasculares (ACV) es una de las principales causas de muerte en nuestro país y es clave detectarlo a tiempo para evitar secuelas.

Ante estas cifras, lo más importante es la prevención mediante hábitos saludablesAl menos un 80% de las muertes prematuras por cardiopatía coronaria y enfermedad cerebrovascular podrían evitarse con una dieta saludable, actividad física regular y evitando el uso de tabaco.

Prevención mediante hábitos saludables

Los expertos coinciden en que los tres pilares de la prevención son la alimentación saludable, la actividad física regular y no fumar.

Es claro que junto con entender y asumir un nuevo estilo de vida, debemos trabajar en comunidad para irradiar a nuestro vecinos la importancia de cuidar nuestro cuerpo y nuestro entorno.

Todos debemos preocuparnos por conocer aquello que nos daña, informarse sobre los alimentos que consumimos y que entregamos a nuestros hijos e hijas.

En la comuna hemos realizado importantes Campañas masivas de información y educación, hemos acompañado a los colegios y liceos en el manejo de casinos y kioscos, contamos con programas específicos de prevención gratuitos para toda la población y espacios para la actividad física.

Trabajemos juntos para mejorar nuestros espacios y ambientes locales, generemos condiciones que nos aseguren el consumo de alimentos saludables.

¡Avancemos en mejorar nuestros estilos de vida!